Llíria es una de las poblaciones más grandes de nuestra Comunidad Valenciana. Tiene una extensión de 229’82 Km2 y una población de algo más de 17.000 habitantes a fecha de Febrero de 2000, población que aumenta considerablemente los fines de semana y durante los meses de verano.

A una altitud de 190 m. sobre el nivel del mar, Llíria ocupa una gran parte de la Comarca del “Camp de Túria” y está situada sobre el pie de monte que se extiende entre las montañas del norte (Alcublas y Marines) y el margen izquierdo del río Túria.

Pueden distinguirse tres zonas claramente diferenciadas: Zona noroeste, montañosa; zona oeste, con suelos arcillosos idóneos para la agricultura; y la zona sudeste donde se sitúa el núcleo urbano.Desde sus orígenes y debido a su morfología, su principal actividad económica ha sido la agricultura, si bien, como consecuencia de la construcción de la autovía Valencia - Llíria, la actividad industrial y del sector servicios ha experimentado un considerable aumento.

Breve Historia

Los primeros asentamientos humanos de nuestra población que se conocen se remontan al final de paleolítico superior.

Se han hallado restos de cerámica de los más interesantes del periodo ibérico y las excavaciones arqueológicas han demostrado que el pueblo ibérico, EDETA, del S. V a. d. C. al 76 a. d. C, tuvo una gran importancia económica y un alto nivel de vida. También se conoce como EDETA a la ciudad romana, si bien otros investigadores la identifican como LAURO.

Después de la batalla de LAURO en el año 76 a. d. C. ganada por Sertorio, éste destruyó la población ibérica y los habitantes se establecieron en la zona en que actualmente está situada la ciudad. La nueva ciudad fue municipio de derecho latino consiguiendo su máximo esplendor durante el S. II.

Durante la época musulmana la ciudad se asienta en el actual núcleo de la “vila” vieja. Conquistada en el año 1238 por Jaime I se convierte más tarde en villa Real. En el S. XVIII al finalizar la Guerra de sucesión, Felipe V la convierte en villa Real con categoría de ducado. Durante la Primera Guerra Carlista fue atacada en diversas ocasiones por Cabrera por su situación estratégica entre las comarcas de “Serrans” y “l’Horta”.

Arte

De los innumerables edificios históricos y puntos de interés que se pueden visitar en Llíria destacaremos los siguientes:

Ayuntamiento: Construido entre 1599 y 1602 y de estilo renacentista fue en principio “Cámara de Jurados”.

Iglesia de la Asunción: Construida entre 1627 y 1672, de estilo barroco, tiene una suntuosa fachada – retablo de tres cuerpos con esculturas de Tomás Lleonard y con una iconografía que desarrolla el triunfo de la Iglesia sobre el paganismo.

Monasterio de S. Miguel: Fundado en el S. XIV contiene entre otros objetos dignos de admirar una talla del S. XVI del Cristo del Perdón y un lienzo del S. XVII que representa a la Virgen de Portacelli.

Ermita y fuente de S. Vicente: Acogedor y frondoso paraje en el que nace el agua de la fuente a través de numerosas fuentes. Está consagrada a S. Vicente en recuerdo del milagro que según la tradición realizó el fraile en el año 1410 haciendo brotar el agua de la fuente seca. La ermita es del S. XVIII con elementos barrocos y neoclásicos.

Iglesia del Buen Pastor: Pequeño edificio que formaba parte de un hospital medieval a finales del S. XIII.

Forn de la Vila: Edificio del S. XV que fue uno de los antiguos hornos que tenía la ciudad.

Iglesia de la Mare de Deu: Pequeño edificio del S. XVIII de arquitectura barroca.

Iglesia de S. Francisco: Edificio que formaba parte del convento de Franciscanos instalados en Llíria el año 1603. La Iglesia es de finales del S. XVII y principios del XVIII, dentro de las líneas del barroco valenciano.

Iglesia del Remedio: Conjunto arquitectónico del S. XVIII con aires clasicistas que fue convento de los Trinitarios Descalzos.

La Vila Vella: Conjunto urbano alrededor de la Iglesia de la Sangre, edificio nacional, que se encuentra muy bien conservado pudiéndose encontrar restos de la muralla que rodeaba el núcleo medieval.

Santuario Oracular de Mura: Complejo arquitectónico que era un importante lugar de encuentro de los ciudadanos romanos de la Hispania Tarraconensis.Destacan como edificios más importantes el Templo y las Termas.

Iglesia de la Sangre: Tipo de iglesia de conquista con elementos arquitectónicos de transición del románico al gótico. La planta es de una sola nave rectangular y está cubierta por un techo de madera soportado por amplios arcos en ojiva.

La Música

Es posiblemente una de las manifestaciones que más han caracterizado a nuestra población.

La gran diversidad de culturas, tradiciones y pensamientos que se han ido produciendo a lo largo de su historia forman el sustento que ha hecho posible la aparición de la rica actividad músico - cultural que hace que hoy en día todos identifiquemos a Llíria como la CIUDAD DE LA MÚSICA. Y es que Llíria nutre de músicos a gran parte de las agrupaciones profesionales y conservatorios de toda España.

Mapa


Ver mapa más grande